domingo, 18 de diciembre de 2016

Leda y el cisne


El episodio mitológico de “Leda y el cisne” ha dado muchísimo y variado juego iconográfico. Ya sabemos la historia: Zeus, el dios de más rango, el que dispara a todo lo que se mueve, se encapricha de la bella Leda que pasea su hermosura por las orillas del río Eurotas. El subterfugio que utiliza en esta ocasión el promiscuo inmortal para llegar a su objeto de deseo consiste en  transmutarse en un bello e inocente cisne.  Como se puede suponer, Leda no se escapa ni por pienso de esta extravagante estratagema del  líder de los dioses. 
 La escena del previo a esta coyunda antinatura, como decimos, ha dado lugar a muchas obras maestras de la historia del arte en muy diversos campos (escultura, pintura, fotografía, literatura...) y ha sido tratada por numerosos artistas de múltiples épocas y variados estilos. La lista es interminable. El tema atraviesa siglos de pintura e innúmeros creadores dan su visión personal de este curioso capítulo (como todos en realidad) de la mitología clásica. 
 He estado un buen rato ojeando versiones para ver cuál colgaba al final. (Hay una muy curiosa de Boucher fácilmente encontrable en internet que al final he descartado por ser demasiado explícita). Aquí va una de ellas, no de las más habituales por cierto.
(Leda y el cisne. Johann Hoffman)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada